El Rincón Saludable

El Rincón Saludable

La Obesidad es una enfermedad cada vez más frecuente debido al ritmo de vida que seguimos (falta de tiempo, hábitos poco saludables, sedentarismo...). Por ello, queremos darte algunos consejos para poder prevenirla o tratarla junto a tu familia:

  • Elige juegos activos (montar en bicicleta, patinar, bailar, jugar a la pelota…) y cambia pequeñas rutinas diarias (subir las escaleras, ir al cole andando) esto te ayudará a crecer lo mejor posible y a gastar las calorías que en ocasiones consumimos de más.

  • Evita los alimentos más calóricos, principalmente los ricos en azúcares y grasas saturadas (dulces, bollería, refrescos) optando por opciones menos industriales (bocadillos, frutas y frutos secos, etc).

  • Comparte las comidas con tu familia dejando a un lado las pantallas (TV, móviles, etc) para poder disfrutar de un momento ideal para charlas sobre el día y apreciar bien los sabores de los platos servidos.

  • Participa junto a tus padres en las cosas cotidianas que rodean la alimentación familiar, como en la compra ayudándoles a elegir las opciones más más saludables, planificar los menús juntos para que sean agradables para todos e incluso echarles una mano cocinando cosas sencillas y llenas de color y vitaminas (ensaladas, brochetas...).

 

      El sol tomado con cautela tiene efectos beneficiosos para el organismo. Pero si lo tomamos en exceso o sin la protección adecuada, puede causar daños en la piel.

BENEFICIOS DEL SOL EN LOS NIÑOS:

·      El sol nos ayuda a sintetizar la vitamina D que es la responsable de fijar el calcio en los huesos y con ello favorecer su crecimiento.

·      El estado de ánimo también resulta beneficiado de la luz solar ya que estimula las producciones de melatonina y serotonina, conocidas como "hormonas del bienestar".

·      La piel se beneficia de los rayos solares ya que resulta fortalecida frente a las agresiones externas, al reforzar las defensas.

·      La piel suelen mejorar de las afecciones típicas de la infancia y de la adolescencia, como el acné, la dermatitis atópica y eccemas. En caso de poder combinar la acción del sol con la acción antiséptica del mar obtendremos una regresión de la dermatitis.

 

EFECTOS NEGATIVOS DEL SOL

El sol, que tanto nos beneficia, también puede resultar perjudicial para nuestra salud. En verano es habitual escuchar lo importante que es la protección frente al sol, especialmente en niños y bebés. Esto se debe a que son ellos los más vulnerables a las radiaciones ultravioletas y a sus efectos negativos tales como insolación, golpe de calor o quemaduras solares. Por ello siempre, y en especial en esta época, se insiste en la importancia de tomar las medidas necesarias para prevenirlos.

Otros de los efectos negativos de las radiaciones solares son el envejecimiento cutáneo precoz y las cataratas oculares.

Las quemaduras solares en la infancia suponen un riesgo para padecer cáncer de piel en la vida adulta.

 

MEDIDAS DE FOTOPROTECCIÓN

·      Evitar la exposición prolongada al sol, sobre todo en las horas centrales del día.

·      Buscar sombras en los espacios abiertos o proveerse de sombrillas.

·      Ingerir mucha agua.

·      Usar cremas con filtro solar que sean resistentes al agua y con un factor de protección alto. La crema solar hay que aplicarla sobre una piel limpia, como media hora antes de la exposición y repetir cada dos horas, incluso aunque el día este nublado.

·      Evitar el uso de perfumes, cremas y lociones que contengan alcohol.

·      Emplear gorros o sombreros con ala.

·      Llevar gafas de sol oscuras con filtro para rayos ultravioletas.

·      Uso de ropas que cubran buena parte del cuerpo.

·      Y finalmente, tras la exposición solar, hay que hidratar muy bien por fuera y por dentro al cuerpo, por fuera con una ducha de agua tibia y crema hidratante, y por dentro con una ingesta adecuada de agua.

 

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria nos recuerda que  el uso de un fotoprotector adecuado durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta en un 78% el riesgo de cáncer cutáneo en la edad adulta; y que hasta el primer año los bebes no deben de ser expuestos al sol directamente.

Los niños deben disfrutar del sol pero sin correr riesgos.

 

Nota: la información aquí ofrecida, no debe de usarse como sustituta de aquella que le dé su pediatra en función de las características individuales de cada niño o adolescente, en un momento dado le puede indicar recomendaciones distintas a las generales aquí dadas.

Bibliografía

- Pediatría y puericultura. Atención integral al niño. María Dolores Medina Romero.

- Asociación española de pediatría, www.aeped.es

- Hospital materno-infantil San Joan de Deu

 

 

 

¿QUÉ OCURRE MIENTRAS DORMIMOS?

Es la hora de dormir, el sueño nos vence, es el momento de desconectar hasta mañana, pero cuando dormimos, hacemos mucho más que descansar. ¿Qué es lo que ocurre a lo largo de la noche?

·         Por un lado, para todos es claro, que no hay nada mejor que un buen sueño para recargar las pilas para el día siguiente; y que cuando el sueño es reparador nos mejora el humor, el estado de ánimo e incluso tenemos mejor aspecto. En los niños además esta recuperación física es intensiva durante las primeras cuatro horas de sueño y esto sucede de forma más óptima si se comprende entre las 10h P.M y las 2h A.M, por lo cual dormirse después de las 10h P.M nos lleva a perder calidad en la recuperación física.

·         Hay estudios científicos que demuestran que dormir bien y bastante les permite a los niños consolidar durante la noche los conocimientos aprendidos durante el día, evitando que los olvide y los prepara para aprender y adquirir mayor volumen de información al día siguiente.

·         Nuestro cuerpo está sometido y necesita de un ritmo circadiano, es decir, precisa de unas horas de sueño y unas horas de vigilia, y este patrón de horas de sueño-vigilia, hace que exista un equilibrio hormonal. Por ejemplo, la hormona del crecimiento se produce, se segrega y en parte actúa durante la noche, aprovechando la relajación muscular existente durante el sueño; por lo cual, esto se traduce que dormir bien y suficiente nos produce un óptimo crecimiento. Durante la pre-adolescencia, también se producirán las hormonas sexuales, encargadas del desarrollo de nuestros hijos.  Es durante el principio de la noche cuando disminuye la producción de la hormona del estrés para aumentar su producción al alba, permitiéndonos reforzar así nuestro sistema inmune, es decir, nuestras defensas.

¿CUÁNTAS HORAS ES PRECISO QUE DUERMAN LOS NIÑOS?

Tener una hora regular para que se vayan a dormir puede beneficiar el desarrollo de su cerebro.

·         Los niños de 3 a 5 años precisan entre 10-12 horas de sueño nocturno más una hora de siesta durante el día; si no duerme siesta, será necesario adelantar la hora de irse a acostar por las noches.

·         Desde los 6 años y hasta la pre-adolescencia, se precisan de 10h, como mínimo, a 12h de sueño nocturno, según el niño.

CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE SUEÑO

A corto plazo, los niños que no duermen bien pueden estar irritables, ser más impacientes, más propensos al conflicto, ser hiperactivos y tener problemas para prestar atención en la clase o sentirse cansados durante el día. Esto nos puede llevar a diagnosticar erróneamente un trastorno de hiperactividad (THA).

La falta de sueño puede hacer que tu hijo tenga menos capacidad para prestar atención y pierda la memoria a corto plazo, así como el rendimiento y el tiempo de respuesta.

A largo plazo, dormir poco o mal afecta profundamente a nuestra biología y puede llegar a dar al traste con nuestra salud. De hecho, recorta nuestra longevidad. Afecta a los sistemas inmune y nervioso. Y trastornos como diabetes, obesidad y problemas cardiovasculares se ven favorecidos por un descanso insuficiente.

CONCLUSIONES

El correcto descanso durante toda la vida es primordial para mantener una buena salud, pero sobre todo durante los primeros años se trata de uno de los pilares claves para el desarrollo y crecimiento del individuo, ya que como sabemos los niños que duermen bien crecen más, y son más inteligentes. Descansar bien es una especie de cura intensiva para el organismo física, psíquica y emocionalmente.

Dormir menos de lo que el cuerpo requiere puede comportarnos problemas a corto y largo plazo porque estresamos a nuestra biología, que no está preparada para afrontar un déficit de sueño.

Más o menos pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, es decir, una persona que viva 90 años, ha dedicado 30 años a dormir, si la persona no hubiese dormido esos 30 años no hubiese podido vivir los otros 60.

Bibliografía

- Pediatría y puericultura. Atención integral al niño. María Dolores Medina Romero.

- Gonzalo Pin Arboledas, médico de la Unidad Valenciana del Sueño del Hospital Quirón de Valencia

- Cuando dormimos -  Cristina Sáez

 - www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/que-pasa-en-el-cerebro-mientras-dormimos.html

 

 

                                                                  

¿CUANDO INICIAR EL ASEO DENTAL?

La salud de los dientes debe cuidarse desde el nacimiento, existen estudios que demuestran que el porcentaje de caries disminuye a lo largo de la vida, cuanto antes se inicie la higiene dental.

 

¿COMO SE DEBE REALIZAR?

* Hasta los 12 meses de edad, usaremos una gasa humedecida en agua, envuelta sobre nuestro dedo índice o un dedal de silicona, que pasaremos sobre las encías y sin olvidarnos de la lengua. Este acto, además favorece la erupción dentaria.

* A partir del año de vida, más o menos coincidiendo con la salida de los primeros molares, comenzaremos a usar un cepillo dental adaptado en forma y tamaño a la boca de nuestro hijo. Será el adulto quien debe realizar la higiene dental; lo más cómodo es ponerse detrás del niño con su cabeza apoyada en nuestro cuerpo e incluso con el niño tumbado y el adulto por detrás de su cabeza.

* A partir de los dos años de edad fomentaremos el autocepillado. Los papas deben de ocuparse del cepillado directo de los dientes hasta que el niño tenga la suficiente habilidad, donde se pasara a un cepillado mixto en el cual comienza el niño y lo termina el adulto, y finalmente solo supervisaremos que se realice un buen autocepillado, alrededor de los 7-8 años de edad.

 

A través del siguiente enlace podéis ver cómo hacer una correcta higiene dental: Técnica de higiene con cepillo manual

Y el siguiente, les permitirá entender a los niños la importancia de lavarse los dientes: Érase una vez la vida: "La caries"

 

¿COMO PREVENIR LA CARIES?

1.      Cepillarse los dientes como mínimo dos o tres veces al día, imprescindible antes de acostarse y tras comer cosas azucaradas.

2.      Limitar el consumo de azúcares: zumos, gominolas, caramelos, refrescos azucarados, productos de bollería industrial...

3.  Aquellos niños que precisen el uso de inhaladores (para problemas respiratorios), será necesario que se laven bien los dientes después de su uso, ya que este tipo de fármacos altera el esmalte dental, haciendo por ello al diente más susceptible a la caries.

4.  Uso de selladores dentales o de fisuras, indicados y realizados por el odontopediatra. Su aplicación no es dolorosa.

5.   Revisiones por el odontopediatra.

6.   Uso de flúor adecuado a la edad. Las recomendaciones de la Academia Europea de Odontopediatría para el uso de pastas de dientes fluoradas son según la edad:

                                   ~ Entre los 6 meses y los 2 años, los odontopediatras recomiendan cepillar dos veces al día con una pasta de dientes con 500 ppm de flúor en la cantidad aproximada de un guisante, pero como a esta edad no hay suficiente evidencia del efecto preventivo contra la caries por el uso de la pasta de dientes, podemos cepillar solo con agua, impidiendo así que se traguen la pasta y con ello evitamos una posible fluorosis, pero mantenemos el efecto mecánico del cepillado y el que adquieran un correcto hábito de limpieza bucal que es lo realmente importante.

                        ~ Entre los 2 y los 6 años, cepillado dos veces al día con una pasta de dientes entre 1000 y 1450 ppm de flúor, en la cantidad de un guisante y siempre y cuando no se traguen la pasta, sino usar la de 500 ppm.

                        ~ Por encima de los 6 años, cepillado como mínimo dos veces al día con una pasta de dientes con 1450 ppm de flúor y en la cantidad de un centímetro.

Si existiese aporte extra de flúor habrá que seguir las indicaciones del odontopediatra.

Nota: la información aquí ofrecida, no debe de usarse como sustituta de aquella que le dé su odontopediatra en función de las características individuales de cada niño o adolescente, en un momento dado le puede indicar recomendaciones distintas a las generales aquí dadas.

 

Bibliografía

- Pediatría y puericultura. Atención integral al niño. María Dolores Medina Romero.

- Higiene dental infantil. Artículo de Dra. Consuelo Aránguiz y Dar. Pamela Rojas (Médicos de Familia)

- Asociación española de pediatría, www.aeped.es

- Sociedad española de odontopediatría, www.odontologiapediatrica.com

 


Estrenamos una nueva sección en nuestro Blog dedicado a mejorar los hábitos saludables de nuestros alumnos. Con la colaboración de la enfermera del Centro, pretendemos dar una serie de pautas que ayuden a los niños a concienciarse de la importancia de llevar una vida sana y alimentarse de forma correcta.

Iremos publicando noticias y artículos que, esperamos, sean de vuestro interés y cumplan con el objetivo que nos hemos propuesto: fomentar hábitos saludables entre los más pequeños.